BIENVENIDA,REUTILIZAR,ACCIONES,TAPICES

domingo, 5 de abril de 2015

Rejilla inglesa 2, reciclar un neumático

Esta es la segunda práctica de tejido de rejilla. Encontré un puñado de cuerdas que olían a moho. Apañé unas ruedas de la escombrera (qué gente más poco concienciada y qué alcalde más dejado...) Fabriqué una aguja con un alambre y me puse unos esparadrapos en los dedos para no "mancarme", como dicen en León. Empecé con las cuerdas vegetales pero tuve que hacer las pasadas en diagonal con rafia verde, plastiquillo muy resistente. Resulta que hice unos agujeros con una broca de 12 pero el caucho es caprichoso y los agujeros finalmente quedaron de 6 así que no cabían todas las pasadas de cuerda. Éste es el resultado, un asiento de exterior 100% reciclado, a prueba de balas y de intemperie. En La Antigua, León. Vale, no está perfecto pero casi. Ya me atrevo con una silla de verdad y unos metros de ratán.





3 comentarios:

  1. Je, je, je..., el caucho es fascinante, se ensancha para dejar pasar la broca y luego vuelve a cerrarse. Prueba a hacer los agujeros lentamente, para que se "coma" a goma. Está genial, de verdad.

    ResponderEliminar
  2. Ya...es que la broca mordía, más que cortaba. Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta! Es como un pequeño minitramp! Bota? Besines!

    ResponderEliminar